Qué es el Coaching

El principal valor añadido de las empresas son sus profesionales, no su tecnología, su capital, o sus productos. Y la diferencia principal entre los profesionales que trabajan en las empresas está en su actitud para desarrollar al máximo su talento, para gestionar sus propias emociones y para interrelacionarse con los demás.

El incremento de la competitividad en los mercados, obliga a las empresas a fichar y entrenar colaboradores cada vez más preparados, que reinventen las compañías y seduzcan a unos clientes cada vez más exigentes.

Esta necesidad de adaptarnos al entorno cambiante en que vivimos, y de marcar la diferencia, del modo más rápido y eficiente posible, nos exige dar respuesta a una pregunta compleja

¿Cómo hacerlo?

El Coaching  nos hace responsables de nuestro futuro, nos coloca por delante de las oportunidades y nos permite generar nuevas posibilidades cuando las que vamos encontrando en el camino no nos satisfacen, cuando los resultados no son los que queremos, y cuando no disfrutamos del viaje.

Entendemos el Coaching como el proceso personalizado y confidencial de descubrimiento y de gestión de los cambios necesarios para alcanzar las metas que nos llevan al bienestar y al desarrollo tanto personal como profesional. Porque antes que profesionales, somos personas. Y los problemas y dificultades que encontrarnos en el mundo empresarial y organizativo, son el eco de nuestras propias carencias personales.

Mediante el coaching, el cliente desbloquea todo su potencial para maximizar su desempeño y rendimiento, a través de la conversación, de preguntas poderosas y desafiantes, tomando conciencia, analizando, dándose cuenta de dónde está y de dónde quiere estar realmente, y poniendo en marcha un plan de acción que le lleve a lograr los objetivos deseados de un modo más rápido y efectivo.

¿Y quién puede ser cliente de un proceso de Coaching?

Cualquier profesional, empresa u organización que desee mejorar sus resultados, a través de una mayor satisfacción personal y un mejor rendimiento y bienestar propio y de sus empleados.

Profesionales, empresas y organizaciones que apuestan por su propio desarrollo, a través de una mejor capacitación personal, potenciando sus competencias y habilidades personales y profesionales.